martes, 11 de marzo de 2008

El gobernador de Santander, Horacio Serpa desmiente categóricamente rumores


Al fiscal general de la nación se dirigió el gobernador de Santander, Colombia, Horacio Serpa Uribe, haciendo precisiones respecto a rumores sobnre supuestas investigaciuones en su contra. El documento está en los siguientes términos:

Bucaramanga, 10 de marzo de 2008
Doctor
MARIO IGUARÀN ARANA
Fiscal General de la Nación
Bogotá
Respetado Señor Fiscal:
Soy HORACIO SERPA URIBE, ciudadano portador de la C.C. No. 5.554.274 expedida en Bucaramanga, actualmente en desempeño del cargo de Gobernador del Departamento de Santander.
Informó el Noticiero de Televisión CM& que la Fiscalía adelanta en mi contra diligencias preliminares por haber tenido relaciones con el paramilitarismo.
Con el mayor respeto, al respecto hago las siguientes afirmaciones:
PRIMERA: Es absolutamente falso. Nunca en la vida he tenido relaciones amistosas, políticas, electorales o económicas con personas o grupos por fuera de la ley. Nunca, lo digo en concreto, con paramilitares.
SEGUNDO: Sin ninguna reticencia me pongo a su disposición, o del despacho que usted designe, para responder de las falsas imputaciones.
Bajo la gravedad del juramento, le manifiesto a usted que en tres oportunidades, dos de ellas en ejercicio de funciones públicas, y la tercer en cumplimiento de una acción humanitaria, me entrevisté con el extinto jefe paramilitar CARLOS CASTAÑO, En las siguientes circunstancias de tiempo, modo y lugar, que fueron conocidas y autorizadas por las autoridades, y ampliamente publicitadas en el País:
En 1995 o 96, en mi condición de Ministro del Interior, me reuní dos veces con CARLOS CASTAÑO, en la residencia del entonces Arzobispo de Cali, para proponerle al jefe paramilitar, en nombre del Gobierno Nacional, un acuerdo de sometimiento a la justicia que pusiera fin a sus acciones delincuenciales. Para ello, fui autorizado por el señor Presidente de la República y estuve acompañado de varías personas, algunas de ellas funcionarios del Ministerio.
Estas reuniones son archiconocidas por la opinión pública y los medios de comunicación, y se realizaron en cumplimiento de mis funciones oficiales como responsable del orden público nacional.
En 1999 o 2000, me entrevisté en zona rural del Departamento de Córdoba, con CARLOS CASTAÑO, para exigir la libertad de la Senadora PIEDAD CÓRDOBA, secuestrada por el jefe paramilitar, quien había dicho que la iba a fusilar. Promoví esa reunión como Director Nacional del Partido Liberal, para la cual fui autorizado por el Gobierno Nacional en la persona del Alto Comisionado para la Paz. También fui autorizado por la familia de la doctora CÓRDOBA. En ese entonces, me acompañaron varios Senadores de la República y funcionarios del Estado. Esta gestión igualmente fue ampliamente difundida en los medios informativos y conocida por todo el País.
En ninguna de estas reuniones se hicieron acuerdos políticos ni electorales, ni de ellas recibí retribución, ventaja o beneficio alguno, diferente a la satisfacción del deber cumplido.
Mi participación, o la de quienes me acompañaron a realizarlas, no constituyó por ningún motivo violación de la ley, ni fueron acciones que puedan ser señaladas como inconvenientes, ilegales o criminales.
Quedo a sus órdenes para todo lo que considere apropiado y procedente.
Atentamente,
HORACIO SERPA URIBE
Gobernador de Santander
Regresar a Inicio...

No hay comentarios:

Registros

Visitas al sitio bersoa.com De momento a esta pág: